Tratamientos no hormonales

p.ej. AINE, ácido tranexámico

Indicado para

Sangrado abundante, dolor menstrual

Tipo de tratamiento

Oral (píldoras)

Duración del tratamiento

En cada periodo

Embarazo

Posible

Ventajas

- Adecuado para mujeres que quieren tener hijos.
- Ayuda con el dolor menstrual.
- Mejorar formato de autoadministración oral.
- Posibilidad de interrumpir el tratamiento.

Inconvenientes

- Riesgo de efectos secundarios
- Tratamiento no definitivo
- Terapia poco efectiva comparada con las demás opciones (para el nivel de sangrado).

Tiempo de recuperación

No aplica

Índice de éxito

AINE: reducción del 20 al 50 % Ácido tranexámico: reducción del 40 al 60 %

Existen dos tipos de tratamientos no hormonales que puede prescribir el ginecólogo:

  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINES) (efecto vasoconstrictor)
  • Antifibrinolíticos (acción antihemorrágica)

Antiinflamatorios no esteroideos

Gracias a su efecto vasoconstrictor, se pueden recetar antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno, el ácido mefenámico o el naproxeno para aliviar los síntomas de las menstruaciones abundantes provocadas, por ejemplo, por un desequilibrio hormonal o por un mioma.

Deben tomarse regularmente al inicio del sangrado menstrual (o justo antes) y durante tres a cinco días o todo el período del sangrado menstrual. Los AINES no son anticonceptivos, pero pueden tener un efecto beneficioso complementario para paliar el dolor menstrual.

Antifibrinolíticos

Los antifibrinolíticos permiten reducir el sangrado menstrual abundante gracias a su acción antihemorrágica sobre los coágulos. En caso de dolor durante la menstruación, pueden combinarse con los AINES. El tratamiento debe iniciarse el primer día de sangrado y continuar durante cuatro o cinco días.

¿Cuáles son las indicaciones de los tratamientos no hormonales?

  • Desequilibrio hormonal: Tu ginecólogo puede ofrecerte inicialmente un tratamiento no hormonal (AINES, agente antifibrinolítico) si no deseas obtener un efecto anticonceptivo. Una vez aplicado el tratamiento, el médico deberá evaluar su eficacia después de al menos tres ciclos menstruales. Si no hay ninguna mejora, podrá proponerte probar con un segundo tratamiento médico antes de considerar la cirugía.
  • Fibromas o miomas: Los fibromas, también denominados miomas, acumulaciones de tejido muscular en forma de esfera (tumores benignos) que aparecen en el útero. En la actualidad, no se pueden tratar con ningún medicamento. El único objetivo del tratamiento farmacológico es el de tratar los síntomas.
    Para reducir la intensidad de los sangrados y los dolores, el ginecólogo puede ofrecerte anfibrinolíticos o AINES.

Soluciones para la menorragia

¿Has sufrido durante años reglas abundantes? ¿Quieres marcar tú las reglas y que no te marquen a ti? Existen muchos tratamientos para ponerle solución a la menorragia. ¡Descubre cuáles son!