Consecuencias psicológicas de sufrir un sangrado abundante durante la menstruación

 

Las mujeres que sufren menorragia ven su vida afectiva, profesional y social condicionada. El sangrado normal durante la menstruación incomoda habitualmente a muchas mujeres, pero cuando este es excesivo, las mujeres pueden llegar a sufrir problemas psicológicos. 

El sangrado abundante provoca incomodidad y miedo a manchar. Las mujeres que padecen una regla abundante tienen que cambiarse de compresa, tampón o vaciar la copa menstrual con mucha mayor frecuencia. Este hecho implica tener que acudir numerosas veces al baño, algo que puede resultar incómodo. Más aún, la preocupación de haber manchado la ropa y pasar por una situación comprometida es lo que impide a muchas pacientes vivir su vida con normalidad durante la menstruación. Estos problemas implican muchas veces que la mujer se aísle y renuncie a participar en muchas actividades por miedo a mancharse de sangre en público.

Compaginar la vida laboral con una regla de sangrado abundante no es sencillo. Para empezar, resulta incómodo tener que explicar en un entorno laboral que sufres sangrados abundantes que te impiden trabajar adecuadamente durante una semana del mes. Además, también surge el temor de que no resulte creíble y, con frecuencia, muchas mujeres omiten dar esta información por el miedo a parecer exageradas. Igualmente, tener que esconder el hecho de sufrir menorragia provoca estrés y ansiedad en muchas mujeres, que sufren por la posibilidad de perder su puesto de trabajo a causa de no poder compaginar adecuadamente sus problemas de sangrado menstrual abundante.

En este vídeo puedes conocer la historia de Donna y Emma, dos mujeres que sufren menstruaciones con un sangrado abundante y que están dispuestas a hablar sobre la patología y comparten sus experiencias de cómo afrontarlo:

 

El agotamiento y la fatiga hacen a las mujeres con regla abundante quedarse en casa

Un patrón habitual en las mujeres que tienen menorragia es el padecimiento de anemia. La anemia se debe a una falta de glóbulos rojos en la sangre. La pérdida excesiva de sangre es uno de los motivos por los que surge la anemia; de hecho, el sangrado abundante durante la menstruación es la causa más frecuente por la que las mujeres jóvenes sufren anemia. Esta patología provoca diversos síntomas:

  • Cansancio
  • Agotamiento
  • Dolor muscular
  • Vértigos
  • Dolor de cabeza
  • Insomnio
  • Falta de apetito

La debilidad que provoca la anemia afecta enormemente a las relaciones laborales y sentimentales de las mujeres que tienen una regla abundante. Algunos síntomas como el agotamiento, el insomnio y el cansancio pueden conllevar a un aislamiento provocado por la falta de fuerzas y energía que siente la mujer. Esta falta de actividad y de relaciones puede derivar en cuadros de depresión y ansiedad que pueden intensificarse cada vez que vuelve la regla.

¿Sufres reglas abundantes? Un diagnóstico es determinante para ganar en salud mental

Asimismo, es habitual que, al percibir que la menstruación que sufres es anormal, tu estado de ánimo se vea aún más afectado. Normalmente, hasta encontrar un diagnóstico y un tratamiento adecuado, las mujeres sufren estrés y ansiedad. Esto es debido a que, ante la incertidumbre, las pacientes se sienten preocupadas por si la causa de su sangrado abundante proviene de una enfermedad grave.

En consecuencia, es aconsejable que acudas a tu ginecólogo cuanto antes para que puedas sentir una mayor serenidad y tranquilidad. Tu ginecólogo está acostumbrado a tratar con pacientes que tienen un cuadro de menorragia y sabrá cómo proceder.

Tras la realización de las pertinentes pruebas, el especialista podrá determinar la causa de tu sangrado abundante y ofrecerte un tratamiento adecuado para ti. Además, es recomendable que busques formas de relajarte, como, por ejemplo, con ejercicios de respiración o yoga, para controlar la ansiedad y el estrés hasta que encuentres un tratamiento efectivo que te haga olvidarte del sangrado abundante.